domingo, 26 de abril de 2009


Cuando piensas que todo va terminar deque ya por fin se va acabar esto, pero no es así reina otra ves la soledad y el dolor y las ganas de ahogarte, de que nadie te escuche llorar porque nadie comprende tu dolor, de que nadie puede cerrar las heridas por que ya están muy abiertas, por que ya se hizo mucho daño. 
Me sentía ahogada en mi dolor, quería dejar de escuchar a todos los que me hablaban, a los que me querían ayudar, con palabras que me han repetido muchas veces. Quería estar sola en ese momento, sentir dolor en mi cuerpo, quería sentir esa punta clavando mi brazo abriendo mi piel, oler el aroma de la sangre que se derrama en mi brazo cada vez que lo Asia, pero no podía hacer eso, avía prometido a mi misma dejar de cortarme pero no aguantaba quería hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario